Día Mundial de la Alimentación

Día Mundial de la Alimentación

Hoy, 16 de octubre, es el Día Mundial de la Alimentación. Desde 1979 se lleva conmemorando este día por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, con el fin de disminuir el hambre en el mundo. Dicho propósito también forma parte de la Agenda 2030, con su campaña #HambreCero. En el siguiente vídeo quedan expuestos los problemas actuales del planeta en cuanto a la alimentación y las acciones a llevar cabo para erradicarlos.

El objetivo global de este año va más allá, ya que además de perseguir que todo el planeta tenga acceso a la comida, se pretende que cada vez sea lo más saludable posible y que cumpla los cánones establecidos por la FAO dependiendo de la edad de cada persona.

¿Qué podemos hacer para evitar el hambre en el mundo?

Son numerosos los artículos que hemos escrito en el blog sobre como evitar el desperdicio de alimentos y a su vez, el hambre que pasan en el mundo 821 millones personas. Esta vez no vamos a incidir en el uso de nuestra plataforma, solo os pedimos que seamos conscientes de la situación que vive el planeta y que está en nuestras manos ayudar a cambiarlo. Sí, cambiarlo y en primera persona, porque somos responsables de nuestra propia alimentación y del derroche que producimos cada uno de nosotros y esto, repercute en la cifra, tanto de alimentos no consumidos y desechados como de personas que subsisten en un estado de hambruna permanente.

¿Nunca os habéis parado a pensar cuántos niños podrían comer con lo que nos termina sobrando en cada comida y en cada cena? Desde Komefy os pedimos que seamos coherentes y que cocinemos y consumamos teniendo en cuenta la situación en la que viven otras personas.

Alimentación más sana

Otro de los asuntos a tratar en este día, es el tipo de alimentación. FAO nos arroja datos tan sorprendentes como que en el mundo hay 672 millones de adultos y 125 millones de menores que son obesos.

¿Y qué podemos hacer para combatir este tipo de «dietas»? En primer lugar, evitar hacer «uso» de la típica comida rápida y el sedentarismo al que muchos puestos de trabajo te inducen. Además de empezar a consumir más frutas y verduras en lugar de azúcares, grasas, harinas y sal. Todo este tipo de acciones, acompañadas de una actividad física moderada o al menos frecuente de forma semanal, son suficientes para tener una alimentación más sana y mejorar nuestra calidad de vida.

 

 

About Komefy

    You May Also Like

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies